WINE PEOPLE

Completamente de negro y a la izquierda Sandra Fernández, en clase de Grandes Pagos de España

Sandra Fernández Gaytán, sommelier mexicana, docente y consultora.

Es muy frecuente que los trotacavas junior desconozcan quienes han forjado la historia en torno a la industria del vino en nuestro país y hoy le toca el turno que conozcan a un personaje esencial dentro de la sumillería en México: Sandra Fernández, graduada de  la Ibero en administración de empresas y administración hotelera con un  posgrado en gastronomía en Italia y pionera en manejo y experiencias en torno al vino.

Sus estudios y reconocimientos son extensos, y comprenden entre otros:

  • The Culinary Institute of America – Certified Wine Professional

  • UC Davis – Diplomado en Enología y Viticultura

  • The Court of Master Sommeliers – Certified Sommelier

  • The Society of Wine Educators – Certified Specialist in Spirits and Certified Specialist in Wine

  • ​Academia Nacional de Catadores de Tequila – Maestra Tequilera

  • Napa Valley Vintners – Napa Wine Immersion

  • Wines of California – California Wine´s Immersion   

Además, Sandra es, ni más  ni menos, la artífice de uno de los vinos consentidos y que más reseñan positivamente los mexicanos: 3V.

Originalmente, el  3V etiqueta de Casa Madero, estaba hecho para “volar”  y es que se creó particularmente para los usuarios de los vuelos  de Mexicana de Aviación. A decir de Sandra Fernández, se creó el 3V pensando en un vino muy expresivo y con muy buena acidez ya que el metabolismo del viajero se lentifica en el aire

Además, las papilas gustativas cambian y la nariz se ve afectada por el aire acondicionado y la presurización dentro del avión. Toda estas consideraciones llevaron a Sandra a presentar una etiqueta con 3 varietales:  merlot cabernet sauvignon y tempranillo, muy frutal y que poco los pasajeros comenzaron a buscar una vez instalados en tierra, sin éxito, por ser un vino exclusivo de la aereolínea, sin embargo, la demanda hizo que la marca colocara  sus vinos en restaurantes y posteriormente en retail.

Hoy, Sandra se desempeña como consultora, ponente, profesora en la Asociación de Sommeliers Mexicanos y acaba de lanzar su propio vino llamado Blends, hecho en San Vicente baja California con el que la sommelier celebra 20 años de carrera.

Referente obligado en el sector, Sandra abrió camino para las nuevas generaciones que buscan labrarse un lugar del sector de bebidas y alimentos en México gracias a los atributos que refieren todos aquellos que hemos tenido el privilegio de conocerla o tomar clases con ella: sencillez, conocimiento compartido, distinción pero sobretodo, absoluta entrega.

 

ÚLTIMAS ENTRADAS