El lambrusco no es como lo pintan

Para mí el lambrusco solía ser lo que para Carl Wilson era Céline Dion, un producto edulcorado que apenas si podía llamarse vino, de baja calidad, con demasiados adeptos y del que no comprendía el motivo de la fama.

Seis aspectos de un vino grandioso

La palabra grandeza es intimidante en todos los sentidos,  pero cuando va unida a la palabra vino, a quienes lo veneramos se nos va un poco el aliento. No es cosa menor, hablamos de una bebida con 7 mil años de historia, más de 600 uvas y un interminable número de regiones que lo producen,…