Desayuno para todos los gustos en CDMX

Yo soy tan partidaria de la diversidad que no me importa si alguien se pone pants con zapatillas, pero si en algo no hago concesiones es en lo que como durante el desayuno o almuerzo. Es mi primera comida del día y por tanto quiero tratar con mucho cariño a mi estómago, así que prefiero los desayunos ligeros como huevos, fruta y ¡café por supuesto! Por esta razón me niego a ceder a las sugerencias de mi hermano para almorzar pozole (aunque digan que comerte un plato te hace sudar más que una hora de cardio) o a sus tacos de milaneza con papas y queso oaxaca. Guac.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta diversidad de gustos en mi familia ha hecho que unos tengan que ceder más que otros en pro de la unidad y la armonía. ¡Pero ya no más! Y es que el domingo en el almuerzo del Día del Padre, encontré el lugar con el menú más diverso en la colonia roma.

Peltre Lonchería te pone babear con algunas algunas joyas que harían sentir en casa a más de un provinciano que se atreva a pisar suelo chilango como los panuchos de cochinita pibil que tienen el toque final perfecto: Un huevo estrellado. No pican mucho y tienen la porción exacta para quien que busca el balance entre la satisfacción total y el control de la báscula.

También cuenta con los tradicionales desayunos continentales, mexicanos (como las enfrijoladas) o bien el platillo que al parecer es el distintivo del lugar: Una montaña de chilaquiles que te obliga a seguir con la mirada el camino que recorre el mesero para dejar una orden en la mesa contigua.

Pero lo que realmente me hizo el día, fue la visión celestial de un antojo que sólo había podido satisfacer en el restaurante El Cardenal: Las conchas con nata. De chocolate o vainilla no dejes que nadie se acerque a ella si la ordenas porque es seguro que no te dejan ni la mitad.

Y para los que se quieren zampar una torta de milaneza pero no se quieren ver muy atascados, Peltre Lonchería tiene el platillo con el camuflaje perfecto: El sandwich de rib eye con pan de cacao. Y es que lo acompañan con una pequeña guarnición de verduras que le da el toque light sin dejar de disfrutar el auténtico sabor de una torta recién salida de un puesto afuera de metro pero con un bonito toque gourmet.

El precio (de 150 a 200 pesos por persona) y el ambiente son valores agregados que seguramente los amantes de la naturaleza y los claustrofóbicos agradecerán. Con vista a los árboles de la calle, en Peltre Lonchería abren de par en par sus ventanales para que la ventilación sea continua.

Ojo, no se queden esperando a que les tomen la orden porque si bien lo meseros te dejan la carta, una vez que decides cuál será tu platillo te tienes que formar en caja para ordenar.

No es un lugar pretencioso, así que no hay etiqueta para comer ahí. Puedes ir en leggins de pilates o en short tipo paseo por Miami, lo importante es que lleves estómago y mucho ánimo para disfrutar. ¿Dónde? Córdoba 85 Colonia roma Ciudad de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s